text.skipToContent text.skipToNavigation

Centro de conocimientos especializados

      Calidad & Técnico
      Cadenas 3D Portal
      Información técnica

         Acero
         Acero inoxidable
         Tratamientos de superficie
         Aflojamiento y bloqueo
         Artículos de fijacción de pulgadas
         Anclaje

            Tipos de anclajes
            Cargas
            Materiales de construcción
            Zona de presión y zona de tensión
            Montaje
            Condiciones
            La situación práctica

         Tablas de conversión

      Surtido

Zona de presión y zona de tensión

Todos los tipos de cargas que actúan en los componentes de construcción, como, peso inherente, tráfico y viento, resultan en fuerzas y tensiones. Estas pueden llevar a deformaciones y grietas. La carga es una causa importante, pero las grietas también pueden ser producidas por la contracción del hormigón como resultado de fuerzas y deformaciones impuestas, y por influencias externas como terremotos. 
 
En el ejemplo, el hundimiento en el puente produce una fuerza de compresión en la sección del puente, la zona de presión. El hormigón tiene una capacidad muy limitada para absorber fuerzas de tensión. Cuando las fuerzas de tensión pueden esperarse, el hormigón es a menudo provisto con refuerzo de acero, que es más capaz de absorber esas fuerzas. Como el hormigón no puede soportar la misma tensión que el refuerzo de acero, el hormigón acabará desarrollando pequeñas grietas en el lugar donde el refuerzo de acero asumió las fuerzas de tensión. Los dos efectos resultan en innumerables fisuras, que son poco visibles visualmente. Esto se denomina como hormigón agrietado. Como resultado de cargas alternas o diferencias de temperatura, las fisuras pueden ocurrir incluso en estructuras que ya existen desde hace mucho tiempo.
 
Todos los anclajes adecuados para uso en hormigón se pueden utilizar en la zona de presión. Anclajes que pueden seguir expandiéndose y anclajes que están totalmente cerradas en el agujero de perforación por medio de bloqueo son adecuadas para uso en la zona de tensión. Ejemplos de anclajes permitidos en la zona de tensión son, anclajes de acero y anclaje química. Los anclajes asumen la forma de un taladro cilíndrico o cónico. El tamaño excesivo de la parte cónica evita que el anclaje sea tirado fuera del agujero, aunque ocurra una fisura. Las fisuras aumentan el diámetro de los agujeros. Anclajes de acero hasta eliminan las fisuras, ya que se tira más profundo en el área de expansión. Ambos tipos de anclaje son adecuados para uso tanto en la zona de tensión como para absorber cargas de choque. Sin embargo, no todas las anclajes aprobadas para la zona de tensión son adecuadas para la transferencia de cargas en una construcción de hormigón con fisuras por terremotos.
 

Placas núcleo hueco

Placas de núcleo hueco son un grupo especial dentro de los elementos de hormigón prefabricados. Como el refuerzo no permite perforar las paredes, las fijaciones de construcción siempre se hacen en la parte superior o inferior del núcleo. El espesor de la capa superior e inferior generalmente varía entre 25 y 40 mm. Para aprovechar al máximo el espesor, se recomienda la utilización de sistemas de fijación que utilice la fijación de forma.

Mecanismos de fallo

Sobrecarga de puntos de fijación, montaje incorrecto y capacidad insuficiente de suporte de carga del material base pueden conducir al fallo de un anclaje. Los mecanismos de fallo se pueden dividir en cuatro grupos.

Fractura de la base

La base de la anclaje puede fracturarse debido a una carga excesiva, capacidad de carga inadecuada de la base o si la profundidad de perforación es muy baja.

Grietar

Si las distancias a los bordes requeridos y el espaciamiento axial no se observan, las dimensiones del componente de construcción son muy pequeñas o la presión de expansión del anclaje es muy alta, el material de construcción puede agrietarse.

El anclaje se tira hace fuera

Carga excesiva o montaje incorrecto puede llevar un anclaje a ser tirado hacia fuera del material de construcción.

Fractura del acero

Si el diámetro del taco o tornillo es muy pequeño en relación con las fuerzas, el acero puede fracturar. Esto también puede ocurrir si la clase de acero no es suficientemente elevada. El acero va a partir en el punto con menor diámetro.
 
La carga en el anclaje y las características del material de base son importantes para al selección del anclaje. La carga admisible indicada pelos fabricantes debe ser tratada con cuidado. Para interpretar esta información correctamente, también debe ser conocido que este valor se basa en: fractura de la base, agrietado, anclaje se tira hacia fuera, fractura del acero. Además, es naturalmente importante saber en qué material de construcción la carga admisible indicada se basa. Para evitar el fallo del anclaje, también se plantean exigencias en el montaje del anclaje. La profundidad del agujero, la profundidad de acoplamiento, la limpieza del agujero y de bordee os espaciamientos axiales e de borde son extremadamente importantes para crear un anclaje confiable.
 
 
No cierre esta página. Este mensaje desaparecerá cuando la página esté completamente cargada.